Dos poemas de Paul Celan

 

 

Dos poemas de Celan traducidos por José Ángel Valente.

Shibboleth


Junto a mis piedras
crecidas bajo el llanto
tras las rejas,
              
me arrastraron
al medio del mercado,
allá,
donde se iza la bandera, a la que
no he prestado nunca juramento.
              
Flauta,
flauta doble en la noche:
piensa el sombrío
y doble rojo
en Viena y en Madrid.
              
Pon tu bandera a media asta,
recuerdo.
A media asta
hoy y para siempre.
              
Corazón:
dalo también aquí a conocer,
aquí, en medio del mercado.
Haz que resuene, el shibboleth,
en lo extranjero de la patria.
Febrero. No pasarán.
              
Unicornio:
sabes de las piedras,
sabes de las aguas,
van,
te llevo
hacia las voces
De Extremadura.

Bisiestos siglos

Bisiestos siglos, bisiestos
segundos bisiestos
nacimientos, novembreantes, bisiestas
muertes,
en automáticos panales archivados
bits
on chips
              
El poema-menorá de Berlín,

(¿inasilado, in-
archivado, in-
asistido? ¿En
vida?),
              
estaciones de lectura en la palabra tardía,

puntas de llamas vigilantes
en el cielo,
              
perfil de crestas bajo el fuego

sensaciones, tejidas
por la helada,
              
arranque en frío-
con hemoglobina.

 

Anuncios

Una respuesta to “Dos poemas de Paul Celan”

  1. En la última estrofa hay un error, sería “ven”, / te llevo hacia las voces / de Extremadura”. No “van”. Compruébese el original alemán, me extraña ver esta errata repetida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: